Ministra Pérez Tello reiteró mano dura contra la corrupción en su sector

Lima.- La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marisol Pérez Tello, reiteró la política de mano dura contra funcionarios y personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y del sector que incurran en acciones ilícitas o irregulares en el desempeño de sus funciones.

Pérez Tello participó en la conferencia de prensa junto al presidente Pedro Pablo Kuczynski y el ministro del Interior Carlos Basombrío para presentar resultados de los últimos operativos policiales contra la delincuencia.

Ahí se dieron detalles de la captura de tres servidores del INPE como presuntos integrantes de la banda “Los Babys de Oquendo” en un megaoperativo en el Callao.

“En el marco de la declaratoria de emergencia del INPE, estamos en una lucha permanente contra la corrupción. Los funcionarios y trabajadores que hayan cometido delitos deberán ahora responder ante la ley”, precisó la titular del sector.

Pérez Tello felicitó la acción del Ministerio del Interior, la Policía Nacional y el Ministerio Público en la investigación iniciada hace ocho meses para desbaratar este grupo delincuencial.

Reiteró la política de mano abierta y cerrada en el INPE y el sector. La primera promueve y brinda las facilidades a buenos servidores y la segunda sanciona a los malos elementos. “Sometemos al INPE a todo escrutinio e investigaciones necesarias”, precisó.

Señaló que desde el 2016, con el nuevo gobierno, se han realizado 2,150 requisas en los penales que produjeron la incautación de más de tres mil celulares, 1,200 armas blancas y una cantidad considerable de drogas.

Asimismo, se trasladó a 977 internos peligrosos a penales de máxima seguridad, entre ellos a los delincuentes “Caracol”, “Café” y “Bicho”.

En INPE las acciones anticorrupción son constantes y provocaron la destitución de 14 servidores y 126 trabajadores suspendidos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *