La Elegancia del Color Negro

El básico que nunca pasa de moda

Desde la Edad Media, el color negro supone elegancia por excelencia. La razón parece obvia a simple vista, ya que un traje negro es elegante, sentador, sencillo y esto permite que quien destaque sea la persona que lo luce, se renuncia al deseo de llamar la atención, más no al glamour e individualidad que aporta este color.

Hace ya algún tiempo, este clásico llegó su máximo esplendor de la mano de la tendencia “allblack”, que consiste en armar look completo usando solo prendas negras. Este estilismo se convirtió rápidamente en uno de los más trendy de la temporada, manteniéndose hasta el día de hoy y demostrando que definitivamente blacksisthe new black.

La combinación black and white es otra combinación ganadora que parece resistirse al paso del tiempo, este “match” te garantizará sofisticación y elegancia en cada costura. Si buscas algo mucho más osado, el burgundy, rojo y marsala serán las parejas perfectas para acompañar a este neutro.

En una tenida en donde predomina el color negro se busca que los accesorios logren realzar el look para evitar que caiga en lo convencional. En esta época de frío, por ejemplo, un fular con estampados coloridos o unos botines con aplicaciones de piel, animal print o greviches serán ideales para lograrlo.

En cuanto a los bolsos, deben ser originales y con mucha personalidad. Si el look es sobrio, un bolso con estampados fuera de línea le dará el toque de audacia que necesita. Un maxicollar será el toque final para un total black exitoso.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *