El impacto de los 40 Días de Ayuno y Oración

El próximo 24 de septiembre comenzará la campaña nacional denominada 40 Días de Ayuno y Oración, convocada por Argentina Oramos por Vos. Noti-Prensa dialogó con el pastor Osvaldo Carnival, uno de los referentes del movimiento de oración unida que revela la maduración de la iglesia en Argentina. “Si queremos tener una iglesia madura lo vamos a ver en actos de este tipo”, sentenció el pastor principal de Catedral de la Fe, iglesia ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

Noti-Prensa: Después de siete años que se realiza esta campaña ¿cuál es el impacto en la Nación?
Osvaldo Carnival: El sentido de los 40 Días de Ayuno y Oración es activar el poder del acuerdo. El Señor dice que “si dos o tres de ustedes se pueden poner de acuerdo, el Padre hará cualquier cosa”. El Señor valora muchísimo que nos unamos a orar por Argentina.

NP: Este es el 7º año de campaña en el cual más de 3500 congregaciones se unen, involucrando a más de medio millón de intercesores a lo largo y ancho de todo el país y en todas las provincias de nuestra Nación. ¿Cuál es el impacto en la Iglesia?
OC: Los 40 Días de Ayuno y Oración sumergirá a cada congregación local en un proceso de profunda espiritualidad, en medio de una atmósfera de oración y de intensa búsqueda de la presencia de Dios. La oración fortalecerá y santificará a cada congregación y será la llave para una nueva dimensión de milagros en la iglesia.

El destacado predicador y evangelista, Leonard Ravenhill, afirmó que “una iglesia unida que ora es el peor problema para el infierno. Es por eso que Satanás busca destruirnos y evitar que oremos.”

NP: ¿Y en la vida de cada creyente?
OC: Nosotros trabajamos para bendecir la vida de la gente. Los 40 Días de Ayuno y Oración es una herramienta de entrenamiento espiritual en la vida de cada creyente. El pecado va a ser expuesto. Vamos a ser renovados espiritualmente.

Los 40 Días de Ayuno y Oración es un gimnasio para la vida espiritual. Ayuda a hacer de la vida de oración una disciplina. Años atrás esto era común, pero hoy cuesta. La palabra disciplina viene de la misma raíz que discípulo. Y nadie puede ser discípulo de Jesús si no desarrolla disciplina. Y sin disciplina nadie puede ser discípulo de Jesús. Y la primera disciplina es orar.

Al finalizar los 40 Días de Ayuno y Oración el creyente ingresará a una nueva dimensión de su vida espiritual. El libro el poder de los hábitos dice que para poder incorporar un hábito se necesitan 17 días. La reiteración sistemática de un mismo acto, produce hábitos. Los 40 Días de Ayuno y Oración provocarán que la oración sea una práctica que oxigena la vida espiritual del creyente y de la iglesia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *