“Mensajeros de la Paz” 25 años de ayuda a los más necesitados en el Perú

Lima.- “Un mundo mejor es posible y lograrlo está en nuestras manos; para ese cambio, el AMOR es el arma principal y la participación de todos, la clave indispensable”. Con esas palabras de optimismo y confianza de su fundador, el padre Ángel García, Mensajeros de la Paz Perú celebra este año sus Bodas de Plata.

Presente en cerca de 50 países, desde hace más de 50 años, la Asociación Internacional Mensajeros de la Paz se inicia con la creación de hogares funcionales para acoger a niños y jóvenes privados de ambiente familiar o en situación de abandono. Luego es reconocida como una organización ejemplar por sus acciones de protección de la infancia de familias vulnerables y la atención y asistencia a adultos mayores. Dicha labor la desarrolla de forma directa, o en colaboración con organizaciones locales en distintos programas sociales; de cooperación para el desarrollo, asistencia social o de ayuda humanitaria.

Mensajeros de la Paz en el Perú fue fundada en 1992 por el padre Ángel García Rodríguez, y ha recibido numerosas condecoraciones como el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. El quehacer está principalmente dirigido a la infancia en situación de extrema pobreza, para lo que disponen del Centro de Día ubicado en el distrito de Chorrillos, desde el cual se implementan programas que involucran a los niños y niñas, sus familias y la comunidad.

El Centro de Día brinda atención diaria en las áreas de salud, nutrición, educación socio emocional, desarrollo de capacidades y refuerzo escolar. Asimismo, realiza una labor de acercamiento y orientación a los padres de familia, con la finalidad de mejorar sus oportunidades para el logro de una mejor calidad de vida.
Mensajeros de la Paz Perú desarrolla también un programa de atención integral al adulto mayor, en una residencia mixta de adultos mayores situada en el distrito de La Molina.

También está presente en la asistencia y solidaridad en situaciones de emergencia en el país, como la ayuda que brindó a los damnificados por los terremotos de Pisco, Ica y Chincha, con el envío y distribución de medicamentos y alimentos y la puesta en marcha de comedores infantiles populares de emergencia.

Con el fin de celebrar su aniversario y con ocasión del Día del Niño, Mensajeros de la Paz realizó un taller de Padres e Hijos el pasado sábado 19 de agosto y donó cerca de media tonelada de juguetes a los niños de la comunidad, en su sede ubicada en el distrito limeño de Chorrillos. De esa manera, llevó alegría y esparcimiento a los menores en sus cálidas instalaciones. ¡Una hermosa forma de festejar los primeros 25 años de ayuda a los más necesitados en el Perú!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *