Problemas viales entre La Molina y Ate llegan a un acuerdo

La Molina.-Los alcaldes de La Molina, Juan Carlos Zurek, y de Ate, Oscar Benavides, acordaron superar sus problemas de límites mediante el diálogo y cooperación mutua.

En la reunión promovida por el Instituto Metropolitano de Planificación, IMP, ambas autoridades coincidieron que el problema vial de la calle Bucaramanga es ocasionado por la presencia del colegio Alpamayo, ubicado en lado de Ate.

En ese sentido, Benavides se comprometió a realizar las gestiones necesarias para que el plantel solo utilice la avenida Javier Prado como zona vehicular para el ingreso y salida de alumnos.
De esta manera, el carril de Bucaramanga que el colegio usaba como parqueadero de autos, se mantendrá como zona rígida pues la situación anterior solo afectaba a los vecinos de ambos distritos.

STATUS QUO

Mientras se encuentre la solución definitiva, La Molina y Ate se comprometen a mantener el status quo en la calle Bucaramanga; es decir que no se demolerá a la fuerza la berma central tal y como amenazó el alcalde Benavides.

Si Ate logra la clausura definitiva de la puerta posterior del Alpamayo, La Molina anulará la berma central. En caso no sea posible, La Molina se compromete a habilitar pases peatonales y rampas en la zona central.

SE VERIFICARÁ LIMITES

En cuanto al límite real entre ambos distritos, el IMP oficiará al Instituto Geográfico Nacional para efectuar la consulta técnica y aclarar la delimitación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *